Obispo afirma que el fervor misionero brota de una Misa bien celebrada

, 29 Jul. 22 (ACI Prensa).-
El Obispo de Cúcuta (Colombia), Mons. José Libardo Garcés, recordó el llamado de todo bautizado a evangelizar, pero aclaró que el fervor misionero tiene que brotar de la Misa “bien celebrada y vivida intensamente”.

El Prelado recordó que el mandato de Cristo de llevar el Evangelio a todas las naciones “es para todos los bautizados y de manera especial, para los ministros que tenemos esta tarea por elección de Dios y llamado y envío de la Iglesia”.

Un mandato que el Papa Francisco ha recordado reiterativamente a los católicos, señaló en un artículo publicado el 27 de julio en el sitio web del Episcopado colombiano.

El obispo colombiano indicó que este gozo de predicar el Evangelio “se expresa mediante el fervor pastoral que cada discípulo misionero siente en su corazón y que lo realiza haciendo renuncias y sacrificios en la alegría de la gracia de Dios que lo mueve, aceptando el llamado del Señor”.

En ese sentido, señaló que “el fervor misionero tiene que brotar de la Eucaristía bien celebrada y vivida con intensidad, donde transformamos la vida en Jesucristo, para salir a dar testimonio con la vida y con las palabras de lo que celebramos en la Santa Misa”.

Mons. Garcés explicó que “cuando se termina la celebración de la Eucaristía en el templo, comienza otra celebración que compromete toda la existencia”, que es la salida de los fieles “a cumplir el mandato del Señor”.

“Por eso los participantes del sacrificio eucarístico se dispersan por los caminos del mundo, en calidad de testigos de la Muerte y Resurrección de Cristo entre los hermanos”, indicó.

El Obispo dijo que cuando la gran noticia del Evangelio llega al corazón de una persona, “no es posible guardarla, sino que se experimenta la urgencia de comunicarla”.

“Tener la gracia de gozar en la Eucaristía de un amor que va hasta el extremo, invita al compromiso misionero, porque tanto amor no se puede esconder dejándolo para sí, sino que hay que salir a proclamarlo. Esta es la misión de la Iglesia”, afirmó.

El Prelado indicó que “no es el anuncio de cualquier relato, es la gran noticia del Evangelio que nos da la vida eterna”.

En ese sentido, recordó que el documento de Aparecida señala que el anuncio de la Buena Nueva será fecundo si se tiene siempre “a la Eucaristía como fuente y cumbre de toda actividad mi­sionera”.

“La Eucaristía educa al creyente para la misión. De ahí se desprende la importancia de la Eucaristía dominical, pues la familia cristiana vive y se cultiva para la misión en la mesa eucarística, ya que ‘sin una participación activa en la celebración eucarística dominical, no habrá un discípulo misionero maduro’”, aseguró.

Mons. Garcés llamó a los católicos a seguir “comprometidos con la misión, cumpliendo con alegría el mandato del Señor, de ir por todas partes a anunciar la Palabra, el mensaje y la persona de Nuestro Señor Jesucristo, siendo cristianos en salida misionera”.

“Que la Santísima Virgen María, Estrella de la Evangelización y el glorioso Patriarca San José, alcancen del Señor todas las gracias y bendiciones necesarias, para colaborar en la misión evangelizadora de la Iglesia, con la certeza que la Eucaristía nos educa para la misión”, expresó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s