Arzobispo llama a nuevo proyecto de ley de aborto “sacrificio de niños”

, 22 Sep. 21 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), Mons. Salvatore Cordileone, advirtió que el proyecto de ley HR 3755, que pone el aborto como un “derecho legal”, equivale a un "sacrificio de niños" y es lo que desearía un “satanista devoto”, e hizo un llamado a los católicos a orar y ayunar para que este no sea aprobado por el Congreso.

"Esta legislación propuesta es nada menos que el sacrificio de niños", dijo el Arzobispo en un comunicado publicado el 21 de septiembre sobre la Ley de Protección de la Salud de la Mujer (HR 3755).

El proyecto de ley ha sido presentado por la representante demócrata Judy Chu, de California. El texto reconoce el "derecho legal" de las mujeres a abortar y establece el "derecho" de los médicos, las enfermeras parteras certificadas, las enfermeras practicantes y los asistentes médicos a realizar abortos.

El proyecto también prohíbe muchas restricciones al aborto, como las leyes estatales provida que requieren ecografías o períodos de espera antes de los abortos.

"Cualquier persona razonable con un sentido básico de moralidad y un indicio de decencia no puede sino estremecerse de horror ante un mal tan atroz codificado en la ley", dijo el Prelado.

El proyecto de ley anula las prohibiciones sobre los abortos "previos a la viabilidad" y también permitiría los abortos tardíos sin límites "significativos", advirtió la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), que calificó esta iniciativa de ley como la “más radical de todos los tiempos".

"Este proyecto de ley extremo con un nombre engañoso impondría el aborto a pedido en todo el país en cualquier etapa del embarazo a través de un estatuto federal", escribió Mons. Joseph Naumann, presidente del comité provida de la USCCB en una carta del 15 de septiembre a los miembros del Congreso.

Indicó que el proyecto de ley HR 3755 "obligaría a todos los estadounidenses a apoyar los abortos aquí y en el extranjero con el dinero de sus impuestos", y "a los proveedores de atención médica y profesionales a realizar, ayudar y/o recomendar el aborto en contra de sus creencias profundamente arraigadas".

El Arzobispo de San Francisco dijo el martes que el proyecto de ley "muestra hasta qué extremos radicales irán los defensores supuestamente 'pro-elección' [Ndr. término usado por los promotores del aborto] en nuestro país para proteger lo que consideran más sagrado: el derecho a matar a seres humanos inocentes en el útero".

Expresó su apoyo a la advertencia de Mons. Naumann sobre el proyecto de ley y abogó para que los miembros del Congreso aprueben en cambio leyes que apoyen tanto a las madres como a los niños.

El Arzobispo Cordileone calificó como "especialmente vergonzoso que cualquier católico autoproclamado esté implicado en tal mal, y mucho menos que lo defienda".

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, es una católica que reside en la Arquidiócesis de San Francisco y que anunció que en la Cámara se votará este proyecto de ley.

El anuncio de Pelosi ocurrió después de que entró en vigencia la ley provida de Texas que restringe la mayoría de los abortos después de que se detecta el latido fetal. La congresista demócrata se comprometió a "consagrar como ley la atención de la salud reproductiva para todas las mujeres en todo Estados Unidos".

El Arzobispo de San Francisco recordó también las declaraciones del Papa Francisco en vuelo que lo llevó de Eslovaquia a Roma, donde calificó el aborto como "asesinato".

“Este principio es tan claro, y para aquellos que no pueden entender, les haría dos preguntas: ¿es correcto matar una vida humana para resolver un problema? Científicamente, es una vida humana. La segunda pregunta: ¿es correcto contratar a un sicario para resolver un problema?”, dijo el Papa Francisco el 15 de septiembre.

El Arzobispo de San Francisco enfatizó que el proyecto de Ley de Protección de la Salud de la Mujer "es sin duda el tipo de legislación que uno esperaría de un satanista devoto, no de un católico devoto".

El Arzobispo Cordileone concluyó con un llamado a “todos los católicos de nuestro país a orar y ayunar de inmediato para que los miembros del Congreso hagan lo correcto y eviten que esta atrocidad se promulgue en la ley”.

"Un niño no es un objeto para tirar, ni tampoco el corazón de una madre", dijo. “Lo he dicho antes y lo diré de nuevo: la respuesta a una mujer en un embarazo en crisis no es la violencia sino el amor. Esta es América. Podemos hacerlo mejor", expresó.

Traducido y adaptado por Eduardo Berdejo. Publicado originalmente en CNA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s