Arzobispo de Los Ángeles recuerda a venerable mexicana que huyó de persecución religiosa

, 18 Jul. 21 (ACI Prensa).-
Mons. José Gomez, Arzobispo de Los Ángeles y presidente del Episcopado de Estados Unidos, recordó la vida y el ejemplo de la venerable María Luisa Josefa del Santísimo Sacramento, “una mexicana que lidió con la más violenta persecución religiosa que alguna vez ocurrió en las Américas”.

El Arzobispo describió a la religiosa como “una refugiada y servidora de los pobres, una maestra y alguien que curaba, una esposa y viuda, y luego religiosa contemplativa y fundadora de las Carmelitas del Sagrado Corazón en Los Ángeles”.

En su cuenta de Twitter el 17 de julio, el Prelado aseguró que “hay santos estadounidenses en toda tradición de fe, familia y vecindario. Una de las más importantes para mí llegó a Estados Unidos como refugiada”.

“La fe de la Madre Luisita fue ganada con esfuerzo. Fue probada y conoció la cruz, pero vivía con una profunda confianza en que todo viene de Dios, que nada nos sucede en la vida que Él permita de acuerdo a su divina voluntad”, prosiguió.

El Arzobispo de Los Ángeles recordó que la religiosa solía decirle a los demás “para cosas más grandes han nacido”.

Eso, dijo el Prelado, recuerda que “cada uno de nosotros fue hecho para el amor y para las cosas grandes y bellas. ¡Vivan la vida en la confianza de que fueron hechos para cosas más grandes que solo esta vida!”.

María Luisa Josefa de la Peña Navarro nació el 21 de junio de 1866 en el pueblo de Atotonilco el Alto, en el estado de Jalisco (México). Fue la tercera de 11 hijos.

Se casó con Pascual Rojas el 9 de febrero de 1882. Con su esposo iban a Misa a diario. Tenían una intensa vida de oración y siempre estaban dispuestos a ayudar a los demás.

Pascual murió en Guadalajara, el 3 de abril de 1896, un episodio doloroso que la probaría y que la forjó parra su siguiente misión en la vida.

Después de un tiempo llegó a la conclusión de que el Señor la quería como carmelita descalza y el 3 de marzo de 1904, con 36 años de edad, entró al monasterio de las carmelitas de Santa Teresa en Guadalajara. Recibió el nombre de María de los Dolores del Santísimo Sacramento.

Siempre abierta a la acción del Espíritu y viendo que Dios la quería para algo más, el 24 de diciembre de 1904 fundó la Congregación de las Carmelitas del Sagrado Corazón.

El 1 de abril de 1921, después de varios años complejos en la historia de su comunidad, es cuando tomó el nombre de María Luisa Josefa del Santísimo Sacramento.

Debido a la grave persecución religiosa en México durante el gobierno del presidente Plutarco Elías Calles que dejó miles de muertos entre los católicos, muchos de los cuales son mártires hoy, la Madre Luisita, como era conocida, huyó hacia Estados Unidos.

El 24 de junio de 1927 y con otras dos hermanas, partió a California donde fundaría doce carmelos y un noviciado, la segunda fundación luego de la de México.

Después de unos 10 años volvería a Guadalajara donde continuó su labor de ayuda a los más pobres. Falleció el 11 de febrero de 1937.

Su causa de beatificación se abrió en 1985 y el 1 de julio de 2000 el Papa San Juan Pablo II aprobó el decreto que reconoce las virtudes heroicas de la religiosa, con lo que se le concede el título de venerable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s