Cardenal Dolan alienta la esperanza ante la persecución religiosa global

, 16 Jul. 21 (ACI Prensa).-
El Cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York y jefe del Comité de Libertad Religiosa del episcopado estadounidense, afirmó que actualmente hay razón para tener esperanza pese a la agudización de la persecución religiosa en todo el mundo.

“No estoy solo cuando me frustro por los incesantes ataques a nuestra primera libertad aquí en casa por parte de algunos grupos y ante un gobierno que debería saberlo mejor, y en un mayor grado en todo el planeta”, dijo el Purpurado en su ponencia en la cena final, el 15 de julio, de la cumbre sobre libertad religiosa que se realizó en Washington D.C.

El Cardenal dijo que su esperanza brota de “la oración, la atención a la palabra de Dios y la solidaridad que recibo de reuniones como esta”.

“Que la religión puede inspirar, alentar y generar esperanza en un mundo que parece desesperado, ciertamente es una causa de optimismos para nosotros”, resaltó. “Y mantiene a la religión, con el seguro de su libertad, en lo más alto de nuestra agenda”, agregó.

La Cumbre Internacional de Libertad Religiosa reunió a diversos líderes civiles y religiosos de distintas partes del mundo. Uno de los eventos fue un panel moderado por la presentadora de EWTN News Nightly, Tracy Sabol, en el que participaron Meriam Ibrahim, una católica salvada de la pena de muerte en Sudán, y la sobreviviente del Holocausto, Irene Weiss.

También participaron en el panel la activista china en pro de los derechos humanos, Grace Gao, y Ensaf Haider, presidente de la Fundación para la Libertad Raif Badawi.

En su intervención, el Cardenal explicó por qué cree que los participantes de la cumbre pueden tener esperanza.

En primer lugar, dijo, la libertad religiosa se ve ahora como un tema de derechos humanos y no solo una cuestión “de credo”.

“Esta insistencia de que la defensa de la libertad religiosa, lo que nos ha reunido aquí, es un asunto de derechos humanos y no solo de credo, es muy esencial, ya que nuestros enemigos –y su nombre es legión– nos descartan como fanáticos egoístas que solo queremos proteger nuestros pocos privilegios y derechos mientras sofocamos el progreso ilustrado”, dijo el Purpurado.

“También es esencial debido a la reducción de la influencia de la religión en el ámbito público”, agregó.

El Cardenal destacó que el Papa Emérito Benedicto XVI alabó la libertad religiosa ante las Naciones Unidas, al afirmar que “si se erosiona la libertad religiosa, desaparece la garantía de todas nuestras demás libertades”.

El Arzobispo de Nueva York dijo que otra razón para la esperanza es que el gobierno de Estados Unidos ha comenzado a darse cuenta de la importancia de la libertad religiosa, aunque todavía “hay un largo camino por recorrer”.

El Cardenal recordó que el ex Secretario de Estado, Mike Pompeo, “me contó que, como director de la CIA, y luego como Secretario de Estado, le sorprendía la ignorancia del rol de la religión en los asuntos del mundo entre nuestra comunidad de inteligencia y de servicio exterior”

“Es casi como si fueran alérgicos a reconocer el impacto de la fe y la religión en los pueblos del mundo”, añadió.

El Arzobispo contó que pudo experimentar eso en una visita al Líbano y Siria, cuando le preguntó a un oficial de la embajada estadounidense si se había reunido con las antiguas comunidades cristianas de la zona, a lo que este respondió que “no es asunto nuestro”.

El Cardenal Dolan también destacó que John Kerry y Madeleine Albright, que fueron también secretarios de estado, han reconocido la labor de los líderes religiosos para alcanzar la paz.

En ese sentido dijo que “en áreas como Irlanda del Norte, Nicaragua, Sudán del Sur y Afganistán, donde hubo progreso reciente, eso no habría sido posible sin la intervención de líderes religiosos”.

“Entonces tal vez ya estamos aprendiendo”, dijo el Purpurado.

El Cardenal también compartió una historia del Cardenal Pío Laghi, enviado papal especial a los Unidos que se reunió con el presidente George W. Bush en marzo de 2003 para pedirle que no invada Irak.

Luego que el Cardenal Laghi “salió de la oficina oval tras lo que sabemos fue un intento inútil de cambiar la decisión del presidente, los reporteros le preguntaron: ‘¿Ha perdido la esperanza?’”, a lo que el Cardenal respondió “Estoy en el negocio de la esperanza. No nos rendiremos”.

En el evento también se premió a algunos personajes como la modelo Kathy Ireland, el expreso político en Myanmar Wai Wai Nu, el cofundador de Hong Kong Watch, Benedict Rogers; y Sam Brownback, codirector de la cumbre de libertad religiosa.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s