Cardenal Cañizares: Cuba no es una democracia, hay que decir claramente que es una dictadura

, 16 Jul. 21 (ACI Prensa).-
La Universidad Católica de Valencia (UCV) celebró la mesa redonda “Cuba: tiempo de libertad”, en la que distintos exiliados cubanos que residen actualmente en Valencia narraron sus experiencias sobre la represión comunista y analizaron la actualidad social y política de su país de origen.  

La mesa redonda fue presidida por el Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia y Gran Canciller de la UCV que lamentó la “situación actual que atraviesa el pueblo cubano”, fruto de “sesenta años de castrismo”, y agravada “por la situación de pandemia”, y aún más “por la represión que ha habido frente al grito de libertad, de paz verdadera”. 

Además subrayó que “no es una democracia”. “Hemos de decir claramente que Cuba es una dictadura. Esto sí es memoria histórica. Son sesenta años de dictadura, ya está bien. Reconozcamos los hechos objetivos”, subrayó el Arzobispo de Valencia. 

“Lamento mucho que no se oiga ese mismo grito que pide libertad para Cuba por parte de nuestras autoridades. Lo siento mucho como español, haciendo mío el grito del pueblo cubano”, aseguró el Gran Canciller de la UCV. 

Además el Cardenal Cañizares manifestó su apoyo y “entera unión con el pueblo cubano. Nos importan y los queremos mucho. En Cuba vemos un signo de lo que está pasando en otros países de Hispanoamérica y lo que puede pasar también en otros países de Europa. No estemos ciegos”. 

“Nos ponemos al servicio del pueblo cubano para que encuentre la libertad. Yo también grito ‘libertad para Cuba’. También grito ‘paz y pan para Cuba’. Hablo de la paz auténtica, en la que se respeta la dignidad de la persona humana, en lenguaje secular diríamos ‘respeto a los derechos humanos’. En esa dignidad se fundamenta la verdad del perdón y de la reconciliación, la verdadera esperanza de libertad, de liberación”, aseguró el Gran Canciller de la UCV. 

El Cardenal recordó la misa celebrada con la comunidad cubana de Valencia en la Basílica de la Virgen de los Desamparados, y también junto a la imagen de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. “A la salida, una mujer cubana me dijo: “Don Antonio, a ver si esto es ya por fin nuestra liberación”. Así lo deseo e intuyo. Dios escucha el clamor de su pueblo. Ponemos en sus manos que Cuba encuentre la libertad que necesita”, destacó. 

En la mesa redonda también participaron personalidades como Elías Amor, economista y profesor universitario, presidente de Unión Liberal Cubana y del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, que aseguró que “no existe el embargo de los Estados Unidos, Cuba no está rodeada de barcos americanos, sino que comercia libremente con 192 países del mundo, uno de ellos España; recibe inversiones de países de todo el mundo, turistas de todas partes”.

Nancy Carbonell fue docente en la Cuba castrista durante más de cuarenta años, aunque actualmente está jubilada y vive en España. Carbonell sufrió la persecución del sistema comunista por ser profesora católica en las escuelas y universidades de su país y destacó que “los rasgos de la educación en cualquier régimen totalitario” son los que hay en Cuba. 

“Los profesores somos allí apologistas viscerales del sistema, haciéndonos creer dueños de la vida de los que están a nuestro alrededor, El régimen compró nuestras conciencias y perdimos lo más sagrado de una persona: la humanidad”, afirmó. 

“En Cuba hubo una época en la que, si alguien decidía ir al extranjero a vivir, o de turismo, se le declaraba contrario al régimen. En la escuela se ponían en dos filas a niños y niñas y se hacía pasar a los hijos de estas personas, a los que se golpeaba, recuerdo que a un chico le partieron la cabeza a pedradas. Y los profesores permitimos que esas cosas tan horribles pasaran”, aseguró Carbonell. 

También denunció que “las personas que profesan alguna religión no pueden estudiar carreras universitarias como Derecho, Psicología o Ciencias Sociales en Cuba. Eso no está escrito en ningún sitio, no hay ninguna ley al respecto, pero cuando vas a matricularte lo primero que te preguntan es si tienes creencias religiosas. Si las tienes, están prohibidas para ti algunas titulaciones”. 

El P. Olbier Hernández, de origen cubano, delegado episcopal de Misiones en la diócesis de Valencia desde hace 16 años y responsable de la pastoral de migrantes, aseguró que tuvo que huir de Cuba por las “amenazas” que, además de él, recibían sus “familiares, amigos y feligreses”.  

“En Cuba eliminaron la religión y han instaurado una de Estado, creando el culto a la personalidad, a dioses que fueron mártires. En todas las casas se quitaron las imágenes religiosas y se las sustituyó por las de Fidel y el Ché, un asesino. Ahora las imágenes del Sagrado Corazón o de la Virgen se esconden en las habitaciones de los abuelos, que, como se han jubilado, no pueden sufrir consecuencias laborales por ser religiosos”, relató Hernández.    

“En todas las dictaduras hay una perversión del lenguaje y un enemigo político. En el caso de Cuba, Estados Unidos. El enemigo ideológico es el ser humano, personificado en la Iglesia, que quiere al hombre libre y autónomo. El comunismo lo quiere débil, sometido y aplastado. El hombre del comunismo está deshecho por una ideología que es en sí misma enemiga del ser humano. Recordemos que hablamos del pensamiento inglés de Engels, pasado por el alemán de Marx y por el soviético, e implantado en el Caribe: un cóctel para la destrucción de la persona”, señaló.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s