Sin importar los motivos la eutanasia es moralmente inaceptable, señala obispo de Colombia

, 15 Jul. 21 (ACI Prensa).-
El presidente de la Comisión Episcopal de Promoción y Defensa de la Vida, Mons. Francisco Antonio Ceballos Escobar, indicó que la eutanasia es moralmente inaceptable y remarcó la importancia de los cuidados paliativos, frente a la resolución que establece los procedimientos para practicar la eutanasia en Colombia.

En el año 2015 la Corte Constitucional de Colombia emitió un fallo con el que se despenalizó la eutanasia en Colombia. Esta práctica sigue siendo un delito, pero no es castigada penalmente.

El 1 de julio, el Ministerio de Salud de Colombia emitió la resolución No. 971, donde se explican los procedimientos para ejercer el derecho “a morir con dignidad”, legitimando la aplicación de la eutanasia en el país.

En un video, Mons. Ceballos señaló que “es importante afirmar que para la moral cristiana la vida es sagrada y debe ser tutelada desde la concepción hasta la muerte natural” y resaltó que el quinto mandamiento de Dios nos insta a no matar.

“El catecismo de la Iglesia Católica nos enseña: aquellos cuya vida se encuentra disminuida o debilitada tienen derecho a un respeto especial. Las personas enfermas o disminuidas deben ser atendidas para que lleven una vida tan normal como sea posible”, agregó. 

El Prelado remarcó que, sin importar los medios o motivos, “la eutanasia directa es moralmente inaceptable”, por lo que una acción que provoque la muerte para suprimir el dolor “constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto del Dios vivo, su creador”.

Además, remarcó que a pesar que la muerte se considere inminente, “los cuidados ordinarios debidos a una persona enferma no pueden ser legítimamente interrumpidos”, porque “los cuidados paliativos constituyen una forma privilegiada de la caridad desinteresada”. 

“Antes que eutanasia, se debería alentar en el mundo de la medicina y la jurisprudencia los cuidados paliativos, esto sí es ayudar a morir con dignidad, pues la medicina paliativa se propone humanizar el proceso de la muerte y acompañar hasta el final”, remarcó.

Mons. Ceballos subrayó que “no hay enfermos incuidables, aunque sean incurables”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s