¿Qué deber tiene la Iglesia ante la violencia en México? Responde el representante del Papa

, 15 Jul. 21 (ACI Prensa).-
El Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, subrayó el deber que tiene la Iglesia Católica para buscar la unidad y así “rescatar a nuestro país” de las garras de la violencia, particularmente fomentada por el crimen organizado.

Entrevistado por ACI Prensa, Mons. Coppola dijo que “en un país que sufre mucho la polarización y que solo Santa María de Guadalupe une, la Iglesia tiene la posibilidad, ¡quería decir el deber!, de hacerse promotora, humildemente pero tenazmente, de esta concientización y de esta búsqueda de unidad, invitando todos los actores a poner de lado lo que nos divide y a unirnos para rescatar a nuestro país”.

Casi tres meses atrás, el 23 de abril, Mons. Coppola visitó la localidad de Aguililla en la Diócesis de Apatzingán, en el estado de Michoacán, un pueblo duramente golpeado por la violencia de los cárteles del narcotráfico.

El representante del Papa Francisco en México tomó la decisión de viajar a esa población tras conocer el nivel de brutalidad del crimen organizado.

El Nuncio aseguró que esa visita “ha sido una de las experiencias más impresionantes de mis 5 años como Nuncio en México”.

“Dentro de mí se queda el grato recuerdo de un Obispo, Mons. Cristóbal (Ascencio García), y de su presbiterio, muy comprometidos a acompañar a su pueblo”, dijo.

Mons. Coppola reconoció que “es muy probable que esto pase también en otra diócesis, pero en Apatzingán yo pude ver con mis ojos y escuchar el testimonio de la gente”.

“A pesar de las amenazas y de lo duro que es vivir en esas condiciones, los curas se han quedado con su pueblo, sufriendo con su pueblo, y el obispo recorre continuamente esos poblados para hacerse presente y con su presencia hacer presente el consuelo de la presencia de Cristo resucitado”, destacó.

La visita del Nuncio marcó una pequeña ventana de paz en la región, que sufre los enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Cárteles Unidos. Sin embargo, al poco tiempo de su retorno a Ciudad de México se reanudó la violencia.

Mons. Coppola indicó que “no tuve nunca la más mínima ilusión que mi visita pudiera, de un día para otro, cambiar la situación”.

“Mi visita tuvo dos finalidades, que expresé durante mi homilía: la primera, hacer sentir a esta porción tan doliente del Pueblo de Dios que no están olvidados ni abandonados. ¡La Iglesia, hospital de campaña, como la quiere el Papa Francisco, está presente!”, dijo.

La segunda finalidad de su viaje a Apatzingán, continuó, fue “atraer la atención de los medios y de todos los mexicanos sobre una realidad que en los años pasados se había preferido ignorar”.

“Y pienso que solo una concientización de todas las fuerzas positivas de México, y son muchas -autoridades, sociedad civil, confesiones religiosas, medios de comunicación-, y solo si se comprometen a trabajar todas juntas, pueden cambiar la dirección de la historia y liberar el territorio nacional de esta llaga”, expresó.

El Nuncio Apostólico en México lamentó “esta violencia tan salvaje” que vive el país, señalando que “me hablan de personas decapitadas, de personas descuartizadas, de personas crucificadas”.

“Esta violencia muestra su verdadero rostro. Los que la mandan inicialmente se presentan como personas que restablecen el orden, que protegen, que hasta benefician pueblos e iglesias, pero ahora muestran su verdadera cara: son personas que no temen a Dios y por eso no respetan a los hombres”, dijo.

Los criminales, añadió, “tienen otro dios, el dinero, el poder, la fuerza, un dios encantador y traidor porque destruye todo, ¡incluido los que lo adoran!”.

Sin embargo, precisó, “¡siempre hay posibilidad de conversión! Lo que pasó a Jesús en la cruz, con el buen ladrón, nos quiere decir que siempre hay esta posibilidad y siempre hay que ofrecerla”.

“También estos criminales son ‘templo de Dios’, aunque sea muy difícil a veces reconocer Su presencia, y no se puede dudar que el Señor, desde adentro y desde afuera, no ahorra esfuerzos y no se cansa de ofrecer oportunidades, como cualquier padre digno de este nombre haría con sus hijos”, indicó.

La violencia en el país ha alcanzado niveles históricos. De acuerdo a cifras del Gobierno de México, desde enero hasta el 14 de julio se han registrado más de 15 mil homicidios.

Los tres primeros años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han convertido en los más violentos de los que se tenga registro en México.

El listado anual de las 50 ciudades más peligrosas del mundo de 2020, realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C., fue encabezado por seis ciudades mexicanas: Celaya, Tijuana, Ciudad Juárez, Ciudad Obregón, Irapuato y Ensenada.

En total, son 18 las ciudades mexicanas que figuran entre las 50 más peligrosas en todo el mundo.

El representante del Papa en México advirtió que el recrudecimiento de la violencia tiene relación con la reducción de los católicos en el país.

El censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2020 reveló que los católicos en México han disminuido un 5% en los últimos diez años, pasando de representar el 82.7% a ser el 77.7% de los mexicanos.

Mons. Coppola aseguró que “para luchar contra el mal se necesita una determinación, una fuerza que si nos quedamos solos a veces nos falta”.

“La confianza en la mirada materna y protectora de Santa María de Guadalupe, la fe en Jesucristo, en su victoria sobre el mal, en el hecho que estamos en camino hacia el Reino de Dios, son luz y alimento que nos indica cómo ganar y nos da la fuerza necesaria para ganar”, dijo.

“Y esto, lejos de culpabilizar a los que se han alejado, cuestiona el estilo de vida de nosotros, que seguimos calificándonos como católicos: ¿Es un estilo de vida que hace ver que le hemos encontrado resucitado y por eso ‘en Él todo lo podemos’? ¿O somos todavía como los apóstoles durante la vida y la pasión de Jesús: divididos, con intereses particulares, celosos, miedosos?”, cuestionó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s