Mons. Gómez hace un apasionado llamado a la unidad a obispos de Estados Unidos

, 17 Jun. 21 (ACI Prensa).-
En su discurso pronunciado ayer en la apertura de la reunión de primavera de 2021, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. José Gómez, hizo un apasionado llamado a la unidad de los obispos.

El también Arzobispo de Los Ángeles recordó a sus compañeros obispos que “solo una Iglesia unida puede sanar el quebrantamiento y desafiar las injusticias que vemos con más claridad ahora”.

“Hemos estado viviendo algunos tiempos extraordinarios”, dijo el Arzobispo. “Hemos visto una pandemia que apagó nuestra civilización, incluida la Iglesia, durante más de un año. Hemos vivido disturbios en nuestras principales ciudades, crecientes divisiones sociales y disturbios, y tal vez la elección más polarizada que nuestro país haya visto", afirmó.

Mons. Gomez también dijo que "la misión de la Iglesia será moldeada en los próximos años por los problemas de estos últimos meses".

“Me di cuenta, incluso antes de la pandemia, con qué frecuencia el Papa Francisco habla sobre la importancia de la unidad, no solo entre los pueblos, sino también dentro de la Iglesia”, dijo, al citar la encíclica del Pontífice, Fratelli tutti, en su llamado por la unidad entre la familia humana.

En ese sentido, dijo que “no es realista esperar que la Iglesia permanezca inmune a las presiones de la división. Esas presiones nos rodean. La Iglesia es divina, es el Cuerpo de Cristo; pero todos somos humanos en la Iglesia, después de todo. Y vivimos en una sociedad secular donde la política se está convirtiendo en la religión sustituta para mucha gente ”.

“Por lo tanto, necesitamos protegernos de la tentación de pensar la Iglesia en términos simplemente políticos”, dijo.

Luego citó la homilía del Papa Francisco del domingo de Pentecostés: “Hoy, si escuchamos al Espíritu, no nos centraremos en conservadores y progresistas, tradicionalistas e innovadores, derecha e izquierda. No. Si estos son los criterios, quiere decir que en la Iglesia se olvida el Espíritu. El Paráclito impulsa a la unidad, a la concordia, a la armonía en la diversidad. Nos hace ver como partes del mismo cuerpo, hermanos y hermanas entre nosotros”.

“Unidad en la Iglesia”, continuó el Arzobispo Gómez, no significa conformidad de opinión o acuerdo automático entre los obispos. “Los apóstoles discutieron apasionadamente. No estaban de acuerdo sobre estrategias y métodos pastorales. Pero nunca sobre la verdad del Evangelio”.

“Solo una Iglesia unida puede sanar el quebrantamiento y desafiar las injusticias que vemos con más claridad ahora a raíz de esta pandemia”, agregó.

Según el presidente de la USCCB, "el poder de nuestra visión católica fluye de nuestra profunda conciencia de la unidad de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, y la unidad de la familia humana, cada persona un hijo de Dios".

Mons. Gomez reconoció que "hay fuerzas en acción en este momento en nuestra cultura que amenazan no solo la unidad de la familia humana, sino también la verdad misma sobre la creación de Dios y la naturaleza humana". Luego citó al Papa Emérito Benedicto XVI, diciendo: "Esta es la era del pecado contra Dios el Creador".

“Hermanos míos”, afirmó Gómez, “nos encontramos en una encrucijada histórica, como nos dice nuestro Santo Padre. Le corresponde a la Iglesia en este momento defender la verdad sobre Dios el Creador, y la verdad sobre la santidad de la persona humana y la unidad de la familia humana en el plan de Dios para la creación ".

“Mi oración es que todos permanezcamos unidos en lo que es esencial: nuestro amor por Jesús y nuestro deseo de proclamarlo como el Dios vivo y el verdadero camino para la humanidad”, afirmó.

Para concluir, refiriéndose a sus raíces mexicanas, Mons. Gomez recordó a sus compañeros obispos que “como ustedes saben, tengo una profunda devoción a Nuestra Señora de Guadalupe. Cuando era niño, mi familia iba en peregrinación al santuario en la Ciudad de México casi todos los veranos”.

“Y me encuentro recurriendo mucho a ella durante estos días”, continuó. “Hoy estaba reflexionando sobre cómo los Papas ven su aparición como un signo de unidad para el continente. San Juan Pablo II llamó a su santuario 'el corazón mariano de América'".

El presidente de la USCCB pidió que la Virgen de Guadalupe ayude a mantener los corazones humildes y unidos al servicio de Jesús, “mientras buscamos continuar la evangelización de nuestro país y nuestro continente en este momento”.

La reunión de primavera de los obispos estadounidenses se desarrolla de manera virtual hasta el 18 de junio. Los obispos deliberarán y votarán sobre varios puntos de la agenda, incluida la aprobación de dos causas de canonización, la aprobación de una declaración pastoral sobre el ministerio matrimonial y la autorización de declaraciones sobre el ministerio de los nativos americanos y la Eucaristía en la vida de la Iglesia.

Traducido y adaptado por Eduardo Berdejo. Publicado originalmente en CNA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s