La pandemia ha enseñado que debemos luchar juntos para sobrevivir, expresa arzobispo

, 13 Jun. 21 (ACI Prensa).-
El Arzobispo de Bhopal (India), Mons. Leo Cornelio, indicó que la pandemia de COVID-19 en el país ha enseñado que los ciudadanos deben luchar juntos si quieren sobrevivir y resaltó que hay signos alentadores a pesar de la crisis.

En una entrevista a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), Mons. Cornelio señaló que la situación en la India es dramática, pues los “líderes políticos se volvieron imprudentes” al ver que la primera ola golpeaba más débil al país en comparación a Europa o Estados Unidos.

“La segunda ola nos cogió completamente por sorpresa. En el estado de Madhya Pradesh, mi sede episcopal Bhopal y la ciudad de Indore se encuentran entre las más afectadas. Ambas ciudades han estado confinadas durante casi siete semanas”, lamentó.

Mons. Cornelio indicó que por la enfermedad todos los hospitales están llenos y es difícil conseguir medicamentos y oxígeno.

“En la actualidad, el número de personas que han muerto a causa del COVID-19 supera las 300 mil; pero extraoficialmente la cifra es mucho mayor, ¡algunos observadores estiman que es diez veces mayor! Porque muchos enfermos se han quedado en casa y han muerto allí”, subrayó.

El Arzobispo indicó que la Iglesia Católica viene acompañando a los fieles, y en la mayoría de las diócesis se celebra con regularidad las Misas online. Además, señaló que en su Arquidiócesis han dispuesto que los párrocos acompañen a los fieles “a través de programas virtuales”.

“Animamos a los párrocos a ponerse en contacto con cada familia de su parroquia, que se informen de las necesidades económicas y que ayuden a las familias en lo que puedan. Por ejemplo, proporcionamos paquetes de alimentos. A menudo se hace a través de las ‘pequeñas comunidades cristianas’, un movimiento laico muy activo en la India”, agregó.

Mons. Cornelio señaló que por este trabajo espiritual 18 sacerdotes y un elevado número de religiosos han contraído COVID-19 en su arquidiócesis, y lamentó la muerte de 4 religiosas y un consagrado a causa de la enfermedad.

“En toda la India, más de 170 sacerdotes han muerto por COVID-19 hasta ahora, junto con un gran número de religiosos y fieles. A principios de mayo falleció como consecuencia de una infección el obispo de Jhabua, Mons. Basil Bhuriya”, indicó.

Además, señaló que el país se enfrenta desde hace algunos años a “tendencias de división provocadas por ambiciones políticas” y dijo que las “violaciones de los derechos humanos básicos, la polarización religiosa y la cuestión de la lealtad al Estado se han convertido en herramientas en manos de los gobernantes para dividir al pueblo”.

ACN agregó que en la India “viven 68 millones de cristianos; muchos de ellos pertenecen a los estratos más pobres de la población y son discriminados en algunas partes del país”.

Mons. Cornelio indicó que la pandemia ha enseñado que “debemos luchar juntos si queremos sobrevivir” y señaló que “el poder político, la seguridad económica, la salud física” son cosas que pasan, “no son permanentes”.

“Lo que cuenta es la caridad, la fraternidad y la compasión, valores que vivió la Santa Madre Teresa de Calcuta. Cada vez más personas en la India reconocen este aspecto”, señaló.

Asimismo, resaltó que, durante las situaciones de crisis en la India, la Iglesia ha actuado “por iniciativa propia”, donde “sacerdotes, religiosos y otros colaboradores de la Iglesia han estado al frente de las labores de ayuda y reconstrucción”.

“Las instituciones eclesiásticas, como los hospitales y las estaciones de asistencia médica, han sido reconocidas por el Estado. Sin embargo, a veces se recela de que la Iglesia intente convertir a la gente a través de su trabajo”, lamentó.

Mons. Cornelio señaló que estas personas que critican el trabajo de la Iglesia no entienden la actitud de Cristo que señaló “cuanto hagáis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis”.

El Arzobispo indicó que la pandemia “ha vuelto a unir más a los indios” y señaló que en Bhopal y otros lugares del país, las personas se han juntado “para proporcionar alimentos, alojamiento, ayuda médica y más cosas”.

“Aunque la Iglesia católica es una pequeña minoría, hemos estado ahí desde el principio. Nuestras parroquias han distribuido paquetes de alimentos, máscaras protectoras y desinfectantes a las personas necesitadas”, agregó.

Mons. Cornelio señaló que en su diócesis han creado un puesto de cuarentena en el centro pastoral diocesano “para recibir y atender a los indigentes”.

Finalmente, agradeció el apoyo de las personas que donan a ACN y resaltó que ayudando se convierten “en una ‘familia de la caridad’”.

“Así podemos encontrar y experimentar la misericordia y la ayuda de Dios. ¡Que Dios bendiga su generosidad!”, concluyó.

En la actualidad, en India se han confirmado más de 29.3 millones de personas con COVID-19 y más de 363 mil fallecidos. Además, el país ha registrado más de 3 mil muertes y más de 91 mil nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s