Hoy celebramos a San Bonifacio, mártir y patrono de Alemania

REDACCIÓN CENTRAL, 05 Jun. 21 (ACI Prensa).-
Conocido como “el Apóstol de Alemania", San Bonifacio de Alemania, o San Bonifacio de Maguncia, fue un obispo y mártir de origen anglosajón que evangelizó las grandes regiones centrales de lo que hoy es Alemania. Fue el organizador de la Iglesia en ese país, en donde formó a la jerarquía bajo la jurisdicción directa de la Santa Sede. Sus dones de misionero y reformador generaron importantes frutos de santidad en la Europa del siglo VIII.

“Winfrido”, su nombre de pila, nació en el año 680 en Wessex, Inglaterra. Se incorporó de muy joven a la abadía de Nursling, en la diócesis de Winchester, donde fue nombrado encargado de la escuela de teología. Ahí escribió la primera gramática latina en lengua inglesa.

A la edad de 30 años recibió el orden sacerdotal, concentrándose con mayor dedicación al estudio de la Biblia. En 718 el Papa San Gregorio II convocó a Winfrido para darle una misión muy concreta: llevar la Palabra de Dios a los pueblos paganos de Europa. El Papa escuchó complacido la respuesta afirmativa de Winfrido y le dijo: "Soldado de Cristo, te llamarás Bonifacio". “Bonifacio” significa "bienhechor". El Santo partió entonces con destino a Alemania, cruzó los Alpes, atravesó Baviera y llegó a Hesse.

Tiempo después, Winfrido envió una carta a la Santa Sede con un informe satisfactorio sobre el crecimiento de la Iglesia. Entonces el Papa lo llamó de regreso a Roma con la intención de confiarle el obispado. El día de San Andrés del año 722, fue consagrado obispo regional con jurisdicción general de Alemania. Bonifacio regresó a Hesse y como primera medida, se propuso erradicar las supersticiones paganas que sometían al pueblo germano y que representaban el principal obstáculo para la evangelización.

En el año 731, el Papa Gregorio III, sucesor de Gregorio II,envió a San Bonifacio la carta con el nombramiento como obispo metropolitano para todos los territorios germanos más allá del Rhin, con autoridad para crear obispados donde lo creyera conveniente.

En su tercer viaje a Roma, Bonifacio fue nombrado también delegado de la Sede Apostólica. San Bonifacio y su discípulo San Sturmi fundaron en el año de 741 la abadía de Fulda, que con el tiempo se convirtió en el “Monte Cassino” de Alemania.

El 5 de Junio del año 754, el Santo se disponía a celebrar una confirmación en la víspera de Pentecostés cuando apareció una horda de paganos hostiles que atacó al grupo brutalmente con lanzas y espadas. "Dios salvará nuestras almas" se escuchó gritar a Bonifacio mientras alzaba con sus manos el Evangelio. Una espada partió el libro y atravesó el cuerpo del Santo, dándole muerte. Sus restos descansan hasta hoy en el monasterio de Fulda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s