Benedicto XVI visita Castelgandolfo por sorpresa

VATICANO, 26 Jul. 19 (ACI Prensa).-
El Papa Emérito Benedicto XVI sorprendió con una visita sorpresa a Castelgandolfo, lugar que tradicionalmente había sido la residencia pontificia de verano y en el que él mismo solía pasar el período estivo de descanso durante los años de su ministerio petrino.

El nuevo director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó que Benedicto XVI salió de los muros vaticanos este jueves 25 de julio para visitar los alrededores de Roma.

En primer lugar, el Papa Emérito fue a Castelgandolfo junto a su secretario y prefecto de la Casa Pontificia, Mons. Georg Gaenswein, para dar un paseo por los jardines, detenerse en el mirador y rezar el Rosario.

Estos fueron los jardines del palacio apostólico de verano en Castel Gandolfo que visitó el Papa emérito #BenedictoXVI en la tarde de este 25 de julio. Según informó el nuevo director de @HolySeePress, Matteo Bruni. #Castelgandolfo pic.twitter.com/mYgAzHtxqJ

— Mercedes De la Torre (@mercedesdelat) 26 de julio de 2019

Después, Bruni informó a los periodistas acreditados ante la Santa Sede que Benedicto XVI visitó también el Santuario de la Virgen del Tufo en la localidad cercana Rocca di Papa.

Por último, el Pontífice Emérito fue a la Curia episcopal de la Diócesis de Frascati junto al Obispo local, Mons. Raffaello Martinelli, en donde cenaron. Finalmente, Benedicto XVI regresó en coche al Monasterio Mater Ecclesiae dentro del Vaticano, en donde llegó aproximadamente a las 10.30 p.m., lugar en donde reside tras su renuncia al pontificado en 2013.

En esta línea, el Vicario General de Frascati y párroco de la Catedral de San Pedro Apóstol, Mons. Raffaello Torelli, destacó a Vatican News que Benedicto XVI es una persona "muy amable, muy lúcida y de gran fe" y añadió que transmite una "inmensa paz".

Además, relató la visita del Papa Emérito a la Virgen del Tufo en Rocca di Papa, en donde Benedicto XVI llegó alrededor de las 6:30 p.m. después de visitar Castelgandolfo.

“El Papa Emérito entró, acompañado de una silla de ruedas, y en primer lugar quiso ponerse de rodillas para recitar en voz alta con los presentes una oración a la Virgen”, explicó Mons. Torelli, quien resaltó también que Benedicto XVI había visitado en el pasado este santuario mariano, muy venerado por los fieles católicos de la zona.

Allí, el Papa Emérito “quiso rezar a la Virgen” y, antes de salir, se inclinó “ante Jesús” al ver el Santísimo Sacramento, añadió el vicario de la Diócesis de Frascati.

Por último, cabe destacar que Mons. Martinelli fue colaborador del entonces Cardenal Joseph Ratzinger en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y fue él quien invitó al Papa Emérito a esta visita que concluyó con la cena en la curia episcopal de Frascati.

Vatican News destacó que la impresión de quienes vieron a Benedicto XVI fue la de “un hombre que vive constantemente la presencia de Dios, un hombre de santidad, que transmite este sentido de Dios más allá de su posibilidad física: lo hace a través de los ojos y la sonrisa, en la sencillez de su persona”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s