¿Cómo un festival de música sacra ha ayudado al diálogo interreligioso en Colombia?

REDACCIÓN CENTRAL, 13 Ago. 17 (ACI).-
El Festival de Música Sacra de Bogotá celebrará su sexta edición este año, y su impacto se ha hecho sentir no solo en lo artístico, sino que ha sido clave para el diálogo ecuménico e interreligioso en Colombia.

Esta edición del festival se realizará del 8 de septiembre al 1 de octubre y congregará a más de 600 artistas de 19 países en 50 eventos, que se realizarán en 30 escenarios de la capital colombiana.

Fundado en 2012, al conmemorarse los 50 años del Concilio Vaticano II, el Festival de Música Sacra “promueve la espiritualidad del mundo a través de la música y las tradiciones culturales también”, explica a ACI Prensa su directora, Marianna Piotrowska.

“Al comienzo la verdad fue un poco raro, porque la gente no entendía de qué se iba a tratar. La gente pensó que se iba a tratar de música católica o de música cristiana, eso era lo que más o menos me decían, pero ya poco a poco se fueron dando cuenta que era un festival que promovía las músicas sagradas de diferentes religiones, y eso fue lo que más llamó la atención y lo que más gustó”, señala.

El lema del festival, indica, es “La música nos une”.

“Ese es el lenguaje que no tiene un solo idioma sino que todos lo podemos entender. Y aparte la música no hay que entenderla para sentirla”, dice.

Esta unión promovida por la música ha integrado, por ejemplo, judíos con cristianos dentro de un templo católico.

La primera vez que el rabino de Bogotá se presentó en una iglesia católica, asegura, “fue en el marco del festival”.

También ha servido para la unión de los propios cristianos. “Cuando vino la delegación del Patriarcado de Moscú con el Coro del Monasterio de Sretensky de Moscú, con ese concierto se establecieron las relaciones entre la Iglesia Ortodoxa Rusa y la Iglesia Católica Colombiana”.

“Un gesto que se dio gracias a la música, porque no había un discurso ni político ni religioso de fondo, detrás de esto, sino simplemente era la música la que nos unía, subraya.

Marianna es consciente de que la música quizás no resuelva los conflictos, “pero sí ayuda”.

“Y contribuye por lo menos a reflexionar en el mensaje que se quiera transmitir. No soluciona el problema, pero ayuda a reflexionar a través de la música”.

Esta reflexión, precisa, “es un paso fundamental para poder resolver los conflictos”.

Dos encargos del Papa Francisco

En marzo de este año, la directora del Festival de Música Sacra de Bogotá tuvo ocasión de encontrarse con el Papa Francisco en el Vaticano, y recibió de él dos encargos muy particulares.

“En marzo fui invitada por el Vaticano a ir a Roma, a un congreso de música sacra, y ahí tuve la oportunidad de estar en audiencia privada con el Papa”, señala.

En ese encuentro, añade, Francisco “me recalcó dos cosas que eran muy importantes. La primera, seguir promoviendo el diálogo entre las religiones. Y dos, promover, rescatar y encargar obras de música sacra y darlas a conocer al mundo”.

“Entonces, yo me quedé con ese mensaje y a los pocos días me enteré de que el Papa iba a venir a Colombia”, recuerda con alegría.

El tema de este año, dice Marianna, es la “Fraternidad”, y está directamente relacionado con un mensaje del Santo Padre.

“Él, el año pasado, en el encuentro que tuvo en el Vaticano con los líderes religiosos decía que la fraternidad es el camino para la paz. Y también hablaba de la fraternidad es importante para poder vivir en unión y en unidad”, indica.

“Eso es lo que vamos a hacer a través de la música y ese es el mensaje que vamos a transmitir. Vamos a preparar a la gente para la venida del Papa enviándoles un mensaje de recibir la llegada del Papa de una forma fraterna y vamos a promover las músicas sagradas del mundo durante todo este tiempo”.

Llevando la música sacra a las cárceles

Entre los escenarios que acogen los eventos del festival, explica, hay desde iglesias y templos de otras religiones, hasta auditorios, clínicas e incluso cárceles.

“Hemos visto que la gente ha empezado a movilizarse. Gente del norte va al sur, gente del sur va al norte, del occidente al oriente, y así, una cosa maravillosa, porque es una oportunidad para hacer turismo cultural y religioso por la ciudad”, señala.

Las cárceles a las que llevan el arte son reformatorios de menores. “Cuando ves a un niño de 4 años o de 6 años o de 8 años que ya han cometido crímenes, realmente ha sido porque el lugar en donde han estado, su ambiente y su contexto es ese, y los niños son como libros en blanco, páginas en blanco que aprenden lo que les enseñan y para ellos lo que está bien y lo que está mal es lo que les enseñan”, señala.

“Normalmente el ser humano siempre va en búsqueda de la verdad y el bien, pero cuando no tienes la oportunidad de ver la belleza de la vida y de ver las bondades y de tener buenas oportunidades, y aparte buenos ejemplos, te quedas con lo que tienes”, lamenta.

Cuando vio la realidad de estos niños, recuerda, “sentí que tal vez a través de la música podríamos mostrarles un poquitico de la belleza del mundo, y aparte la música tiene esta gran cualidad de tocar corazones y las fibras más profundas del ser humano”.

Les presentaron obras breves, condensadas en presentaciones de apenas 20 minutos, porque son niños con un nivel de concentración muy breve.

“Pero estos chicos eran impresionantes, decían ‘qué es esto, yo nunca había oído un violín, nunca había oído un piano, ¿me puede cantar la canción de Titanic?’, fue una cosa divina”.

“La cultura es para todo el mundo”

Marianna Piotrowska destaca además que uno de los grandes aportes de la música, y en especial de este festival, a la paz en Colombia es la difusión de la cultura a todos los niveles.

“La cultura es para todo el mundo, no es solo para unos poquitos y solo para los que puedan pagar, sino para todos”, subraya.

“Lo que yo pienso que nosotros aportamos a la paz a través de la música”, añade, dándole “como este derecho a la gente de que pueda acceder a la cultura, y la cultura evidentemente promueve la paz porque sensibiliza a través de las artes”.

También te puede interesar:

Bono de U2 pide a artistas cristianos una “honestidad brutal” https://t.co/CU7laWgeN5

— ACI Prensa (@aciprensa) 22 de mayo de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s