Enfermedad de Charlie Gard llegó a un punto “sin retorno” y padres se despiden así

LONDRES, 24 Jul. 17 (ACI).-
Los padres del bebé Charlie Gard finalizaron hoy la larga batalla legal para llevar a su hijo a Estados Unidos para un tratamiento experimental, pues los últimos análisis revelaron que su salud se ha deteriorado hasta un punto “sin retorno”.

En un mensaje difundido hoy, Chris Gard y Connie Yates señalaron que “como dedicados y amorosos padres de Charlie, hemos decidido que ya no es el mejor interés para Charlie seguir buscando un tratamiento y dejaremos ir a nuestro hijo y que esté con los ángeles”.

Charlie Gard, hoy de 11 meses, fue internado en septiembre de 2016 en el hospital Great Ormond Street de Londres (Reino Unido). En el centro médico le diagnosticaron el síndrome de agotamiento mitocondrial, una rara enfermedad genética que causa debilidad muscular progresiva y puede provocar su muerte en el primer año de vida.

En abril de este año, a pedido del hospital británico, un juez ordenó que se detenga el soporte vital a Charlie. Sus padres apelaron sin éxito hasta llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que dio la razón al centro médico.

Para entonces, los padres de Charlie habían recaudado más de un millón de dólares para llevarlo a Estados Unidos y reciba un tratamiento experimental que podría mejorar su salud.

En julio de este año, el Vaticano señaló que “el Santo Padre sigue con afecto y conmoción el caso del pequeño Charlie Gard”, e indicó que el Papa Francisco pidió que se respete la voluntad de los padres del bebé.

Mariella Enoc, Presidenta del Hospital Pediátrico Bambino Gesú de Roma, llamado “Hospital del Papa”, se ofreció a recibir a Charlie, pero se encontró con la negativa del hospital Great Ormond Street.

En las últimas semanas, un tribunal británico evaluó nuevamente el caso del bebé, a pedido del hospital, pues recibieron comunicaciones de expertos que apuntaban a que el tratamiento experimental podría tener un importante nivel de éxito.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó el 18 de julio a favor de otorgarles la ciudadanía estadounidense a Charlie y sus padres, para que el bebé se pudiera someter al tratamiento experimental.

En su comunicado, los padres de Charlie señalaron que los médicos estadounidenses e italianos “estaban aún dispuestos” la semana pasada a someter al bebé al tratamiento experimental. “Pero hay una simple razón por la que el tratamiento ya no puede realizarse y es el tiempo”.

“Mucho tiempo ha sido desperdiciado. Estamos ahora en julio y a nuestro pobre niño se le ha dejado solo echado en un hospital por meses sin ningún tratamiento, mientras que se luchaban largas batallas judiciales”.

“Trágicamente, habiendo sido las notas médicas de Charlie revisadas por expertos independientes, ahora sabemos que si a Charlie se le hubiera dado el tratamiento antes, habría tenido el potencial de ser un niño normal y saludable”, señalaron.

Sin embargo, dijeron, “a Charlie se le ha dejado para que su enfermedad se deteriore devastadoramente hasta el punto sin retorno”.

“Tendremos que vivir con los ‘y qué hubiera pasado si’, que nos perseguirán por el resto de nuestras vidas”, lamentaron.

“A pesar de la forma en la que se ha hablado de nuestro hijo a veces, como si no mereciera una oportunidad de vida, nuestro hijo es un total guerrero y no podríamos estar más orgullosos de él, y lo extrañaremos terriblemente”, añadieron.

“Su cuerpo, corazón y alma podrían pronto haberse ido, pero su espíritu vivirá para la eternidad y hará una diferencia en la vida de las personas por muchos años. Nos aseguraremos de eso”.

Los padres de Charlie Gard pidieron luego que se respete su privacidad “durante este tiempo muy difícil”, de los últimos días de su bebé.

“Ahora vamos a pasar nuestros últimos preciosos momentos con nuestro hijo Charlie, que lamentablemente no llegará al tiempo de su primer cumpleaños, en solo dos semanas”.

Al finalizar su mensaje, los padres del bebé le aseguraron que “te amamos mucho. Siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos, y lamentamos que no pudimos salvarte”.

“Dulces sueños bebé, duerme tranquilo, nuestro hermoso pequeño. Te amamos”, concluyeron.

También te puede interesar:

10 puntos para entender el caso de Charlie Gard y otros similares https://t.co/2SEOiVqtAO

— ACI Prensa (@aciprensa) 3 de julio de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s