Liberan a sacerdote que estuvo secuestrado en Nigeria

ROMA, 28 Jun. 17 (ACI).-
La policía local liberó al P. Charles Nwachukwu, un sacerdote que fue secuestrado en el sur de Nigeria.

El 16 de junio, cinco delincuentes armados interceptaron al P. Nwachukwu, de la diócesis de Okigwe, en el estado nigeriano de Imo; mientras iba en su automóvil por la carretera de Umuokpu Agbajah Nwangele. También se llevaron el auto.

Según informa la agencia vaticana Fides, la policía inició la investigación para encontrar al sacerdote apenas supieron de su desaparición.

El 18 de junio un equipo de intervención del estado de Imo sorprendió a tres de los secuestradores en el bosque de Umuokpu mientras custodiaban al P. Nwachukwu y lo liberaron sin que mediara enfrentamiento alguno.

La policía también recuperó el automóvil del presbítero y algunas armas, municiones e incluso un cráneo que los delincuentes tenían en su poder.

Las autoridades de Nigeria señalaron que los detenidos han colaborado con la policía, ya que facilitaron los nombres de sus cómplices y admitieron que perpetraron varios robos y secuestros en la región.

Esta no es la primera vez que un sacerdote es raptado en Nigeria. Fides señaló que en los últimos años los secuestros han aumentado, sobre todo en el sur del país, y que la mayoría de estos se producen en las carreteras.

Muchos de los presbíteros y religiosos son liberados en unos días. Tal es el caso del P. Emmanuel Akingbade, párroco de San Benedetto d’Ido-Ekiti, una iglesia ubicada en el suroeste de Nigeria. Este sacerdote fue secuestrado el 8 de junio de 2015 y liberado tras ocho días.

Además en mayo de ese mismo año, el P. Innocent Umor, fue liberado dos días después de haber sido raptado en Ikanepo, también en el sur del país.

Sin embargo, hay sacerdotes que fueron secuestrados y aún no se sabe de su paradero, como el P. Gabriel Oyaka, miembro de la Congregación del Espíritu Santo, raptado el 7 de septiembre de 2015 en el estado sureño de Kogi.

Algunos sacerdotes han sido asesinados, incluso pese a haberse pagado un rescate, como el P. John Adeyi, Vicario General de la Diócesis de Otukpo, cuyo cadáver fue hallado en junio de 2016, unos tres meses después del rapto.

Por otro lado, Fides informó que la Conferencia Episcopal de Nigeria ha prohibido el pago de rescates a quienes han secuestrado a los sacerdotes, religiosos y religiosas.  

También te puede interesar:

Terroristas islámicos amenazan con decapitar a sacerdote en Filipinas, alerta Obispo https://t.co/Qdu4k1Hokg

— ACI Prensa (@aciprensa) 2 de junio de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s