VIDEO: Doctor prescribe receta médica, pero seguro de salud solo ofrece suicidio asistido

NEVADA, 25 Jun. 17 (ACI).-
El especialista en medicina interna, Dr. T. Brian Callister, decidió ser médico para salvar muchas vidas y hacer la diferencia, pero ese deseo fue recientemente suprimido debido a la legislación de suicidio asistido en los Estados Unidos.

Recientemente, el también Director de Medicina Nacional de la Familia de Hospitales LifeCare, con sede en Nevada, tuvo un par de pacientes a los que se les negó el tratamiento en los dos meses que ambos necesitaban procedimientos para salvar sus vidas.

En ambos casos, el médico solicitó una transferencia hospitalaria a sus estados de origen: uno en California y otro en Oregon.  Sin embargo, sus compañías de seguros negaron esa transferencia y, además, le preguntaron a Callister si ya les había ofrecido a sus pacientes el suicidio asistido.

“Estaba solo. Lo mejor que pude hacer fue pensar ‘uh, esto no es legal aquí todavía'. Dijeron que si los regresaba podían cuidarlos”, dijo Callister el 23 de junio, en una entrevista concedida CNA –agencia en inglés del Grupo ACI–.

Además, dijo que en ningún momento indicó que él o sus pacientes estuvieran interesados en el suicidio asistido. Sin embargo, se ofreció porque era la opción más barata.

Las leyes de Transferencia y Responsabilidad de Seguro Médico (HIPPA), que rigen la privacidad de la información del paciente, limitan los detalles que Callister puede tener en estos casos.

Sin embargo, el especialista indicó que uno de estos pacientes terminó por ir a un nivel inferior de atención, pero no recibió el tratamiento; mientras que la otra persona se sintió tan frustrada que abandonó el hospital. Finalmente, ninguno de los dos recibió la atención recomendada por su médico.

Callister dijo que en ambos casos, la atención recomendada era un procedimiento médico estándar y no una terapia experimental, que a menudo no está cubierto por las compañías de seguros por diversas razones.

“La mayoría de la gente ve el suicidio asistido como una cosa de libertad y autonomía, y realmente es lo opuesto cuando miras mis casos, ya que el acceso a la atención y demás opciones están siendo limitadas por esta ley. Está recortando tu opción, no añadiendo más”, dijo Callister.

El suicidio asistido por médico es legal en varios estados, y está  ganando impulso desde que el caso de la paciente de cáncer Brittany Maynard en 2014.

Muchos líderes de la Iglesia Católica, como el Papa Francisco, se han pronunciado en contra de este método llamándolo “falsa compasión”. Por su parte, Mons. José Gómez, Arzobispo de Los Ángeles, dijo en una ocasión que el suicidio asistido “representa un fracaso de la solidaridad” y que abandona a los más vulnerables de la sociedad.

Los casos del Dr. Callister no son la primera vez que a los pacientes se les niega el cuidado y se les ofrece la muerte. A Stephanie Packer, una esposa y madre en estado terminal, se le negó recientemente la quimioterapia, pero le ofrecieron suicidio asistido a través de su seguro médico por sólo 1.20 dólares.

El Dr. Callister explicó, que a menudo, los defensores del suicidio asistido argumentan que es necesario que las personas eviten un sufrimiento insoportable al final de su vida; pero este argumento ignora los avances realizados en cuidados paliativos que controlan el dolor.

“En este día y la fecha, tenemos una excelente atención paliativa, cuidado de hospicio, tenemos la educación, la habilidad y los medicamentos para mantener al paciente cómodo”, dijo.

También, los opositores al suicidio asistido indican que no hay suficientes salvaguardias legales posibles para protegerse contra la coerción y el abuso, ya sea por compañías de seguros o por miembros de la familia que pueden beneficiarse financieramente de la muerte de un miembro de la familia.

“Es ilegal que una familia coaccione al paciente. ¿Cómo van a regular eso? ¿La policía irá hasta su casa? Todo suena bien en el papel, pero esto es prácticamente no aplicable, realmente no lo es ", manifestó Callister.

Otro argumento utilizado por los defensores del suicidio asistido es que ellos siguen las mismas pautas que los doctores para remitir a los pacientes al hospicio o a los cuidados paliativos: solo sugieren suicidio asistido para pacientes con diagnóstico terminal con seis meses o menos de vida.

Pero el problema con eso, dijo Callister, es que los médicos suelen estar equivocados cuando se trata de diagnósticos terminales: el margen de error es del 50 al 70%. Algunos pacientes mueren antes de lo esperado, mientras que muchos también sobreviven pese a sus pronósticos, a veces por años.

“Mi punto de vista es: si no estamos seguros de cuánto tiempo de calidad de vida le queda, ¿por qué tirar eso? Y lo segundo, es que una vez que se hace evidente que usted está muriendo, que está en sus últimas semanas, nosotros tenemos la capacidad de mantenerte cómodo. Entonces, ¿por qué necesitamos esta ley?”, agregó

Finalmente, dijo que como médico con experiencia de 30 años, ha visto que el fin de la vida es uno de los momentos más importantes para que una familia se reconcilie.

“Veo más amor hacia los demás, veo más familias sanadas y reunidas, más familias reconciliadas al final de la vida que en cualquier otro momento”, concluyó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar: 

Rector de la Universidad Católica de Chile: “No vamos a realizar abortos, eso es definitiv https://t.co/D3TFy47KR3

— ACI Prensa (@aciprensa) 25 de junio de 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s