Australia cancela la visa a un líder provida de EE.UU

(Life Site News/InfoCatólica) El visado de Newman fue emitido hace dos meses pero le fue retirado sin previo aviso mientras estaba de viaje por el interior de los Estados Unidos antes de coger su vuelo internacional a Australia. Sus billetes fueron confirmados para todos los vuelos a través Melbourne, lo que indica que su visado era válido cuando había iniciado su viaje.

Newman, un ciudadano estadounidense que viaja a nivel nacional dentro de los Estados Unidos, tuvo posteriormente la experiencia surrealista de ser «expulsado de un avión» en el aeropuerto de Denver debido a una decisión del gobierno australiano.

Informaciones de la prensa australiana han relatado que Newman había «dicho que los médicos que realizan abortos debían ser ejecutados por asesinato», pero esto no es cierto de acuerdo con Cheryl Sullenger, asesora principal de políticas de la Operación de Rescate.

«Troy Newman nunca ha abogado por la violencia y siempre ha alentado medios pacíficos para promover el mensaje y un cambio efectivo a favor de la vida. Ha trabajado durante años para documentar los abusos dentro de la industria del aborto y el uso de dicha documentación para apoyar las denuncias a la policía y los organismos de supervisión, y quienes trabajamos con él para ayudar a llevar a esas trasgresiones de la ley ante la justicia», dijo. «Hemos encontrado que esto es muy eficaz. Troy y «Operación Rescate» fueron los primeros en denunciar el asesinato de George Tiller cometido por un demente (unstable) que apenas era conocido por nosotros, a excepción de sus llamadas solicitando audiencia en la corte penal, como muchas personas lo hicieron durante el juicio penal de Tiller en Wichita, Kansas. Troy Newman siempre ha mantenido firme su compromiso con el activismo pacífico para detener el aborto por medios legales».

La presidenta de Derecho a la Vida Australia (RTLA), Margaret Tighe, también ha dicho al ministro de Inmigración, el Excmo. Peter Dutton, que «el señor Newman no es un criminal convicto, sino un padre de seis hijos adoptados que consta en el registro, como indica su oposición al uso de la violencia por aquéllos que se oponen al aborto.»

Laboristas abortistas

También señaló en su carta que los que tratan de impedir su entrada en Australia son miembros de la «Emily’s List», una facción no oficial del Partido Laborista compuesta sólo por mujeres que se dedican a defender el aborto en cualquier etapa del embarazo y en cualquier supuesto.

Terri Butler MP (miembro del Parlamento) había escrito al ministro acusando Newman de ser un «extremista anti-elección» que estaría haciendo «campaña contra los derechos reproductivos de las mujeres australianas y los proyectos de ley para crear una ‘zona de seguridad’ alrededor de las clínicas médicas». También lo acusó de haber comparado a las mujeres que abortan con asesinas. En su opinión, su presencia en Australia «causará un daño significativo a nuestra comunidad» y posiblemente conducirá a «amenazas o la comisión de actos de violencia contra las mujeres y los profesionales de la medicina.»

Mary Collier, Secretaria de Derecho a la Vida Australia (RTLA), se puso inmediatamente en comunicación con la oficina del ministro, donde inicialmente un representante le comunicó que Newman tenía que tener su visado finalizado antes de hacer planes. Collier llamó entonces a Newman, que estaba esperando en la sala de espera del aeropuerto en Denver, y confirmó que éste había recibido su visado de entradas múltiples hacía dos meses y que tenía validez hasta agosto 2016.

Al ponerse en contacto de nuevo con la oficina de Dutton, Collier quedó perpleja cuando la recepcionista le comentó que todos estaban almorzando y nadie podía ayudarla. Entonces le dijeron categóricamente que el ministro no tenía nada que ver con la cancelación del visado. Collier inmediatamente remitió una copia del visado de Newman como prueba de que se le había concedido, así como una copia del video en el que se le denegaba a éste el embarque en Denver. También confirmó que no había habido ninguna notificación recibida por Newman de la retirada del visado.

Pronto se puso en contacto con la SBS (una cadena de radiotelevisión australiana n.t.) y otros medios de comunicación que habían recibido la notificación de la oficina del ministro «al menos una hora antes» que el visado había sido cancelado por el ministro. No fue hasta finales de la tarde cuando RTLA finalmente recibió una respuesta oficial.

LifeSiteNews se puso en contacto con la oficina del ministro, que le proporcionó una declaración en su nombre que manifestaba: «Puedo confirmar que mi Departamento ha cancelado el visado para el señor Troy Newman amparado en el artículo 128 de la Ley de Migración. El sr. Newman puede apelar para una revocación de esta decisión y no habrá más comentarios durante el período de apelación».

RTLA continúa trabajando en resolver la cuestión de los visados ​​y está agradecido por las manifestaciones espontáneas de apoyo de la comunidad en favor de la vida en todo el mundo.

«A lo largo de todo el día estuvimos recibiendo constantes llamadas telefónicas de apoyo por parte de grupos interestatales e internacionales, así de como muchos australianos que han expresado su preocupación a sus representantes estatales y del parlamento federal y que incluso han comenzado espontáneamente a recabar peticiones de apoyo. También han llamado grupos de los que normalmente no esperaríamos escuchar mensajes de apoyo. Incluso muchos ciudadanos han encontrado que es atroz, y han comenzado a preguntar por qué el dinero de sus impuestos se está utilizando para apoyar a los proveedores del aborto con fines de lucro».

Bernie Finn, MP Victoria (miembro del Parlamento de Victoria) y organizador de Match for The Babies condenó la decisión de retirar el visado, diciendo: «Estoy empezando a pensar que Canberra (capital y sede del gobierno australiano n.t.) se ha vuelto loca. Troy Newman no representa una amenaza para nadie en Australia. Tengo el mayor respeto por (el ministro de Inmigración) Peter Dutton, pero en esta ocasión está muy, muy equivocado. Es, como poco, un ataque frontal a la libertad de expresión. Es un día enormemente triste cuando queriendo proteger a los bebés se prohíbe a alguien la entrada en Australia».

El tema de los rechazos del visado ha sido tratado en los medios australianos vespertinos como parte de una campaña para evitar la entrada al rapero Chris Brown debido a su historial de violencia doméstica.

Traducido para InfoCatólica por R.B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s